Tras casi dos semanas de parón los cosladeños regresaron a la competición este domingo en Burgos. El paso por la Vuelta a Besaya ya dio señales de la necesidad de parar y tomar aire y en el XXXVII Trofeo Junior Ibercaja volvieron con ganas y, afortunadamente, pisando podio gracias a su jefe de filas Francisco Javier Agea. En la prueba burgalesa Jesús González y Nacho Vecino contaron con nueve corredores, tras la baja a última hora por motivos familiares de Diego López.

Por el camino esperaban 96,2 kilómetros con buena climatología y algo de viento, y las subidas puntuables de Iglesias y La Herradura bajo la buena organización del CDC Burgalés. A pesar de coincidir la disputa de esta carrera con la prestigiosa Vuelta a Vizcaya (Bizkaiko Itzulia), la participación fue buena y de calidad, y el recorrido perfecto para la batalla. La salida real incluso se dio en un tramo que picaba para arriba.

El equipo estuvo atento a los movimientos, a pesar de que en el kilómetro 15 ya se empezaba a quedar gente detrás, entre ellos nuestro Mario Díaz. Se formó en estos primeros compases una fuga de cinco unidades entre los que se metió un atento Raúl Bustillo. Lo curioso fue que el de Majadahonda se quedó cortado justo cuando se puso a comer. Le entró aire y se le fue la estela de los compañeros de la escapada. Al percatarse de ello Jesús mandó atacar por detrás (muy activo Aitor Rodríguez) y acabaron neutralizando a pie del primer puerto a todos.

Mientras Pablo Martínez cedía, en la cima del alto de Iglesias, subida bastante tendida, Fran Agea pasaba primero y nos daba la primera alegría del día. Tras el correspondiente descenso proliferaron los intentos de fuga, cristalizando una de diez corredores entre los que se metió Sergio Otero. Nuestros chicos permanecían atentos y la cosa iba bien hasta ese momento. Sin embargo, en el pelotón no se andaron con contemplaciones y tiraron para echarla abajo. Durante la ascensión al alto de La Herradura, Otero cedió, pero alguno de la fuga logró aún pasar primero por su cima, caso de Jorge Galindo (Fundación V. Sastre).

Y ahí vino el desajuste de los nuestros. Diez corredores se fueron por delante, Fran atrás con otro corredor hacía de puente, y luego más pelotones que se fueron reagrupando en el descenso. Cinco unidades cogieron a Fran y acabaron llegando al grupo de cabeza. Pero sólo uno de los nuestros delante y el resto de equipos importantes con dos y hasta cuatro representantes. Además, el de Navaluenga llegó muy justo de fuerzas al embalaje final tras haber trabajado en la caza desde muchos kilómetros antes. Igor Molina (Arte en Tránsfer) se imponía en la meta de Burgos y Agea terminaba octavo, asegurándose el triunfo en la general de la montaña por el puestómetro.

Por detrás, Sergio González saltaba del pelotón buscando una buena clasificación a 8 kilómetros de meta, secundado por su compañero Mario Sampedro y Alberto Pérez (Plataforma Central Iberum), pero fueron cazados a apenas 200 metros de meta. En el grupo principal, que arribaba a 47", entraban Raúl Bustillo (17º), Aitor Rodríguez (20º), Mario Sampedro (27º) y Sergio Otero (33º). Algo cortado, a 56" entraba Sergio González, mientras que Víctor Ramírez (64º) y Pablo Martínez (66º) lo hacían fuera de control, el primero con problemas estomacales hasta el detalle de vomitar sobre la bicicleta. Por escuadras el Salchi-UC Coslada finalizaba en un discreto cuarto puesto.

DECLARACIONES

  • Francisco Javier Agea: "Estoy contento con la carrera, ya que venía de dos semanas de descanso y simplemente quería probarme de cara a las próximas pruebas. En general, estoy satisfecho por las sensaciones que noté en Burgos".

  • Aitor Rodríguez: "Ha sido una carrera muy rápida, en la que ha costado mucho que se hiciese la fuga. A falta de 20 kilómetros se fueron 17 por delante y ahí consiguió meterse Fran. Por mi parte me encontré genial, atacando en el primer puerto y pasando entre los diez primeros".

  • Jesús González (director): "En principio estoy contento con el trabajo del equipo. Vi muy bien a Aitor, que atacó en el primer puerto, lo mismo que a Sergio González, que estuvo muy activo en la parte final. Fran, como siempre, el único en meterse en el corte bueno. Pero estoy un poco decepcionado porque al final se nos escapó la fuga buena y no metimos a nadie inicialmente. Sólo Fran pudo entrar luego y el esfuerzo lo pagó en el sprint. Yo esperaba que en ese grupo hubiera al menos dos de los nuestros. En resumen, contento con el trabajo, pero faltó rematar".

  • Nacho Vecino (director): "Sobre el papel éramos el equipo más fuerte de la carrera. La controlamos metiendo a los chicos en todos los cortes y con Bustillo escapado bastantes kilómetros. El fallo vino cuando a 10 kilómetros de meta se produjo un corte bajando de unos diez corredores y no metimos a nadie. Por detrás se dio cuenta Fran y en otro corte de cinco logró empalmar delante. En el sprint final él ya estaba cansado y sólo pudo ser octavo, aunque ganó la montaña, que era uno de sus objetivos. La actitud del equipo me gustó mucho, especialmente de Aitor, Sergio, Otero, Bustillo y Sampedro, entrando en todos los cortes. Pero les ha faltado meterse en el último. Espero que de esta experiencia aprendan y en futuras carreras estén más atentos para poder rematar bien".

Fotos Brenda Rodríguez, Nacho Vecino y Luis Diaz

Vídeos: Luis Díaz